South Hill Park Art Centre

Bracknell, un pueblo para relajarse al sur de Inglaterra

Bracknell es muy distinto a muchos de los pueblos de Inglaterra. Es el pueblo que me acogió durante tres meses, todo un verano, y en él predominan los parques. No tiene nada que ver con los pueblos bañados por el río Támesis, pero tiene mucho que ofrecerte. ¿Quieres saber el qué? Te lo cuento.

Para empezar te diré que Bracknell tiene una estación de autobuses en el centro y dos estaciones de tren. Esas son Martin Heron, a tres minutos del centro, y la principal en el town centre. El centro del pueblo es pequeño: hay un centro comercial y un par de calles llenas de tiendas y pequeños restaurantes de comida rápida, como un local de pizza y un Mc Donald’s. Y a poco más de cinco minutos está el Bracknell & Wokingham College, donde muchas de las au pairs de la zona estudian y mejoran su inglés.

Además de esto, como ya he dicho, el resto de cosas que ofrece Bracknell son parques en los que caminar o sentarse a pasar unas horas de relax. Y el primero del que te voy a hablar es de The Elms, porque está justo al lado del College. Este parque tiene una pequeña zona para niños y el resto es una gran extensión de césped –para tumbarse o jugar a béisbol o con fresbees– con mesas de picnic a la derecha. De hecho, mis amigas y yo comimos y merendamos allí en varias ocasiones.

Para llegar hasta ese parque –y por tanto también en el camino de vuelta– hay que pasar varios túneles subterráneos que tienen todas las paredes pintadas. Y es que si para mí hay algo que destaque de las calles de Bracknell, ese algo son los murales que decoran las paredes, columnas y puentes.

Mural decorativo en las calles de Bracknell
Mural decorativo en las calles de Bracknell

Al otro lado del pueblo, en el que está la estación de Martin Heron, hay otros parques para visitar. Recuerdo que mi host family, nada más conocerme, me dijo que tenía que ir a Lily Hill Park porque no quedaba muy lejos de casa y era grande y bonito. Y la verdad es que nada más llegar a la puerta llamó mi atención. Hay una madera y lo curioso es que si miras a través de un agujero que tiene, ves otras maderas detrás y todas juntas forman la figura de un animal. Dentro del parque hay varios caminos, una casita de madera, un tronco de un árbol bastante original porque tiene dibujos y cuando yo fui, muchos pero que muchos niños que creo que iban allí de excursión.

No muy lejos de ese parque está el Savernake Park. A mí es el que me quedaba más cerca y por tanto al que más veces fui. Además tenía que cruzarlo cada vez que volvía en tren de alguno de mis paseos. Este parque no tiene nada de especial –aunque tiene un lago en el que hay patitos y bancos alrededor para poder sentarse– pero me era muy útil cuando simplemente me apetecía salir de casa para despejarme y desconectar. Los paseos por allí resultaban más que agradables.

Savernake Park, Bracknell
Savernake Park

Y por último, voy a hablarte del South Hill Park. Lo descubrí cuando ya llevaba muchas semanas en Inglaterra y no pude ir más que un par de veces porque había algo más de media hora a pie desde casa. Pero lo cierto es que si hubiese podido habría ido hasta allí muchas más veces porque desde que lo vi me encantó. El parque se extiende a lado y lado de la carretera, haciéndolo todavía más amplio de lo que parece a primera vista. A un lado, además de un césped inmenso, está el North Lake. La primera vez que fui lo hice acompañada por una amiga, una mantita y una mochila con sándwiches y blackberries que la otra chica había cogido cerca de allí. Íbamos dispuestas a pasar una agradable tarde inmersas en la naturaleza.

La segunda vez fui con la intención de conocer de verdad el parque. Así que después de bordear el North Lake decidí cruzar al otro lado de la carretera y ver qué se escondía en la otra parte del parque. Allí están el Wild Theatre, el South Hill Park Arts Centre y el South Lake. El césped es también muy extenso, pero yo al menos no vi a nadie tumbarse ahí. Esta zona invita más a pasear y relajarse rodeados de vegetación.

North Lake de Bracknell, Inglaterra
North Lake

Quizá Bracknell no tiene río ni mucha variedad en cuanto a sus sitios de interés. Pero es ideal para sumergirse en la naturaleza y para pasar un día de desconexión. Sus parques son grandes y bonitos y el ambiente que hay en ellos no puede ser mejor. Sin duda, te recomiendo este pueblecito para cuando tengáis un día libre y te apetezca salir de excursión.

Autor entrada: Judith G. Noé

4 thoughts on “Bracknell, un pueblo para relajarse al sur de Inglaterra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *