Calle de Casarabonela, un lugar con encanto en Málaga

Casarabonela, uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Málaga

En medio de la provincia de Málaga, en lo alto de la Sierra de las Nieves, se encuentra uno de los pueblos más bonitos de toda la zona. Hablamos de un pueblo blanco, de esos mágicos, de los que enamoran. Hablamos de “Casarabonela, un lugar con encanto” de Málaga. No lo digo yo, de ahí el hecho de que haya citado la frase. Lo dice una de las decoraciones que adornan sus bellas calles… pero no se equivoca. Casarabonela es verdaderamente un lugar encantador. Y parte de ese encanto se debe a que por sus calles empedradas te encuentras a vecinos, no a turistas.

Conocido por el agua mineral Sierra Bonela pero desconocido por su belleza. Así es Casarabonela. Un pueblo pequeño –2500 habitantes en 2016– y muy tranquilo por el que callejear curiosamente. Y es que eso es a lo que invita, a curiosear. A caminar por cada una de sus calles, cuestas y escaleras de piedra y empinadas descubriendo cada uno de sus rincones. Solo así descubrirás de verdad este pequeño pueblo situado a 45 quilómetros de la capital que empezaron a construir los romanos.

Casarabonela, un lugar con encanto en la provincia de Málaga
Casarabonela, un lugar con encanto en la provincia de Málaga

Pero si vamos a hablar de los inicios de Casarabonela tenemos que hacer mención especial a los árabes. Son ellos quienes dejaron más huella en este maravilloso rincón malagueño. De hecho, todavía hoy podemos ver algunos de los restos que dejaron, y eso que su imperio cayó en el siglo XV. Entonces llegaron los cristianos a Casarabonela y siguieron poniendo sus esfuerzos en hacer más bello si cabe ese lugar.

El resultado final ya lo sabes: Casarabonela es uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Málaga. Y como decía, eso solo lo puedes descubrir de forma real si callejeas. Así, andando sin rumbo, te encontrarás con preciosas calles que combinan a la perfección el blanco y el verde. El blanco de las fachadas de las casas y el verde de las muchas plantas que decoran puertas, ventanas y paredes en general.

Calle floreada de Casarabonela, un lugar con encanto de Málaga
Calle floreada de Casarabonela

Además, darás con miradores que te permitirán ver la Sierra de las Nieves desde las alturas. Tendrás ante ti panorámicas increíbles que, además de darle una alegría a tu vista, te darán la oportunidad de hacer fotos súper chulas. Pero eso no es todo. En Casarabonela verás puertas cuquis pintadas de colores y decoradas con figuritas. Bancos de madera a los que llegar pasando bajo un arco de plantas y flores rosadas. Adornos en forma de frases en las paredes y otros colgando de hilos que cruzan entera la calle.

En definitiva, Casarabonela es un lugar poco conocido que merece ser descubierto. Es parecido a Frigiliana, pero con mejores vistas y algo más de paz. Así que si dispones de unos días en Málaga y de un coche con el que subir a la Sierra de las Nieves, no lo pienses. Casarabonela te espera para compartir contigo su magia

 

 

 

Autor entrada: Judith G. Noé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *