Descubriendo Leeds en un día

Para la última de nuestras mañanas de nuestro viaje a Manchester y haciéndole caso a nuestros ‘yo frikis’ habíamos preparado una excursión a Leeds, antigua capital industrial y actual centro cultural. Para que nos fuese más barato tuvimos que coger un billete para un trayecto de hora y media de tren, pero lo hicimos súper temprano y cuando llegamos todavía teníamos toda la mañana por delante. Toda la mañana por delante… para improvisar un poco, porque cuando había querido preparar un itinerario no había sido capaz de encontrar qué había para ver en esa pequeña ciudad del norte de Inglaterra. En mi lista sólo había dos cosas apuntadas, pero Leeds me sorprendió para bien enseñándome bastante más.

Salimos de la estación por la parte trasera porque allí se encuentra la Tower Work Offices & Studios, una de las dos cosas de mi itinerario. Se trata de un conjunto de torres de estilo italiano situadas entre puentes que cruzan el río Aire. Las vistas desde esa zona son muy bonitas y no tienen nada que ver con lo que es el resto de la ciudad. Quiero decir, no es que el resto sea feo, sino que parecen ciudades diferentes.

Leeds 4
Tower Work Offices & Studios y río Aire

Retrocedimos para adentrarnos en el Granary Wharf y sus puentes iluminados con luces de colores que nos llevaron hasta el centro de Leeds. Caminamos hasta llegar a la City Square, una plaza en la que hay una fuente y el bonito edificio de la que fue la antigua oficina de correos. Después cruzamos a la derecha para ver un poquito mejor la Mill Hill Chapel, una iglesia cuya entrada estaba en la calle de detrás.

Dimos un paseo por entre las calles de Leeds dejándonos impresionar por sus edificios, todos antiguos y diferentes, hasta que llegamos al Park Square. Es un parque público georgiano rodeado de edificios de oficinas con el mismo estilo arquitectónico. En una esquinita, además, hay una figurita en forma de silueta de coche que nos sirvió para hacer unas cuantas fotos.

Pasamos por delante de la Oxford Place y disfrutamos de la Methodist Church, que por dentro no tengo ni idea de cómo es pero por fuera me gustó mucho. Después nos sentamos a desayunar justo delante del Town Hall, en la Victoria Square, en unas mesitas de picnic que hay sobre un césped artificial. ¡Esa era la segunda cosa que había en mi lista, el ayuntamiento! En esa misma plaza están también la Central Library y la Leeds Art Gallery, entre otras cosas, pero como nuestro autobús de vuelta salía en poco rato no pudimos visitarlas.

Leeds 3
Edificio de Leeds

Tras el desayuno simplemente seguimos todo recto por la Headrow Street hasta llegar a una rotonda que nos hizo saber que estábamos justo al lado de la estación de autobuses desde donde saldríamos otra vez hacia Manchester. Allí mismo había un mercado, pero tampoco pudimos verlo por falta de tiempo… es lo que tienen las excursiones express.

No teníamos las expectativas muy altas cuando bajamos del tren pero ya os he dicho que Leeds me sorprendió para bien. Sí que es verdad que es una ciudad pequeñita y que no hay demasiadas cosas para ver. Pero pasear por sus calles mientras veía todos sus edificios me pareció más que suficiente para considerar que la excursión había sido un acierto. El motivo de nuestro viaje seguía en Manchester y nos había hecho incluso replantearnos la mañana en Leeds, pero allí nosotras ya lo habíamos visto todo ­–menos Old Trafford, lo sé, pero eso ya dije que lo dejaba para una próxima vez–.

Autor entrada: Judith G. Noé

6 thoughts on “Descubriendo Leeds en un día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *