Río Támesis a su paso por Richmond

Richmond, Staines y Marlow: tres pueblos bonitos al sur de Inglaterra

Cuando te expliqué quién soy ya ge dije que cualquier excusa me sirve para viajar y te nombré el ser au pair en Inglaterra. ¿Para qué pasar tres meses en casa si podía irme a otro país, mejorar el idioma, conocer gente y ver muchos sitios nuevos para mí? Si hubiese podido me habría quedado más tiempo, pero los estudios no me lo permitieron. Y también me hubiese gustado visitar muchos más lugares de los que vi, aunque creo que al final hice una buena ruta por el suroeste del país. Trabajo, lo que se dice trabajo, no tenía demasiado. Así que tuve mucho tiempo libre para ver series –ya te dije que es una de mis aficiones– y también para salir de excursión tanto a ciudades como a pueblos. En este artículo te hablo de algunos que están a orillas del río Támesis: Richmond, Staines y Marlow.

Richmond:

Forma parte del municipio de Londres y se puede llegar hasta allí tanto en tren como en metro. Hasta el río que puedes verlo a su paso por Richmond en la foto de encabezado  se puede llegar si se camina hacia la izquierda de la estación. Allí puedes sentarte en una terraza a tomar algo mientras disfrutas del paisaje o puedes pasear mientras te encuentras con varias zonas amplias y verdes y algún que otro puente que te lleva de lado a lado. En Richmond puedes visitar el parque que lleva su mismo nombre, el Barren Wetlands o el real jardín botánico de Kew. Además, tiene otros sitios para visitar, como el Richmond Theatre o alguna que otra iglesia a la izquierda de la estación.

A mí lo que más me gustó fue pasear cerca del río, porque aunque ya había visitado otros pueblos por los que pasa el río Támesis todos ellos tienen algo especial. Las vistas son súper bonitas y estar rodeado de toda esa naturaleza y de todos esos paisajes tan diferentes a los de las ciudades te hacen pasar ratos muy agradables. En mi caso, después de caminar un buen rato por allí y de ver lo que había al otro lado al cruzar uno de los puentes, decidí irme a uno de los parques y pasar una tarde de picnic.

Parque de Richmond en Inglaterra
Parque de Richmond

Staines:

Desde que bajas del tren –si es que utilizas ese medio de transporte– hasta que llegas al río Támesis has de caminar durante unos cuantos minutos. Por el camino te encuentras el centro del pueblo con un mercado, bares y un centro comercial con muchas tiendas y restaurantes. En su High Street, además, se encuentra la Lino Statue, un monumento formado por dos señores llevando un rollo de lino que hace honor a aquellos hombres que trabajaban antiguamente en una importante fábrica de lino en Staines, por la que era conocido este pueblo cercano a Londres en el S.XX.

Una vez llegas al río puedes ver un puente, el Staines Bridge y, de nuevo, dar un paseo mientras disfrutas del increíble paisaje. Mientras, te vas encontrando con varias esculturas y sitios de interés. Entre ellos una iglesia y el Lammas Recreation Ground: se trata de un parque en el que se encuentran un skate park, una zona para niños y The London Stone, una réplica de una piedra que antiguamente se encontró en la ciudad, que está sobre un zócalo de piedra más ancho y que lleva grabado un escudo y la palabra ‘stane’, ‘stone’ en inglés antiguo.

Marlow on Thames:

Lo más famoso que se puede encontrar en Marlow es un puente colgante construido en el año 1832 que une los condados de Berkshire y Buckinghamshire. Pegada al puente hay una iglesia y uno de los típicos cementerios ingleses y también muchas casas junto al río que dan lugar a unas vistas preciosas.

Pero aunque lo que más me llamó la atención de Marlow fue sin duda el paseo por el río, no es todo lo que se puede encontrar. Allí hay una de las fábricas de cerveza más importantes de Reino Unido y uno de los clubes de remo de mayor nombre: el Marlow Rowing Club. Además, en la High Street hay gran variedad de tiendas y restaurantes y después de pasear por ella llegué sin saber cómo a una zona de campos y montaña que también me encantó. Fue un gran contraste con lo que había visto hasta entonces y un paisaje que no sabía que podía encontrar allí. Pero oye, siempre está bien perderte en tus viajes y descubrir lugares sorprendentes.

Además de estos tres sitios también visité Windsor y Henley on Thames, pero para mí, ambos se merecen una entrada para ellos solos… así que de ellos te hablaré más adelante.

Autor entrada: Judith G. Noé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *