Lago de Virgina Water, Inglaterra

Virginia Water, paz a 20 minutos de Londres

Uno de los temas principales de este blog son los pueblos bonitos, así que voy a presentarte uno de los mejores de Inglaterra. Virginia Water. Está a solo 20 minutos de tren desde Londres y su máximo atractivo son un parque inmenso y un lago de más o menos las mismas dimensiones. Mi host family y algunas au pairs a las que conocí me recomendaron visitarlo, así que una mañana, cuando acabé mi faena, salí dispuesta a descubrir por mí misma sus encantos.

Antes de salir de casa había mirado dónde quedaba ese lago, pero me sorprendí cuando tras salir de la estación tuve que caminar alrededor de media hora por ChristChurch Road, la carretera principal, para llegar hasta allí. Algo cansada –y eso que aunque fuese verano el calor no puede compararse con el de España–, encontré mi destino. Lo primero que se ve al llegar es un bar o cafetería, no sabría decirte, y unas cuantas mesas de picnic. Al fondo está el lago y a mí, la verdad, me dejó alucinada. No me lo esperaba tan bonito ni tan grande. Además ese día hacía un sol espectacular así que el paisaje que tenía a mi alrededor era aún más bonito.

Lago de Virgina Water, Inglaterra
Lago de Virgina Water

Hacia la izquierda del lago –siempre que lo mires de frente–, hay una zona con unas pequeñas cascadas que a algunas personas les llaman mucho la atención. Más adelante en esa misma dirección se encuentran unas ruinas romanas, pero yo no llegué hasta allí sino que decidí dar la vuelta antes. Recuerdo que me senté a reponer fuerzas en el césped de al lado de las mesas de picnic y me acerqué hasta el lago para ver a un par de cisnes blancos que había en la orilla.

Tras el descanso caminé en la otra dirección durante un rato hasta que llegué a Wick Pond, otro lago bastante más pequeño pero no menos impresionante por ello. La vegetación, los animales, el camión de los helados que había allí parado y una pareja de señores mayores sentados sobre unas rocas dejaban una estampa preciosa. Y un poquito más adelante está el Totem Pole, un totem indio regalo del pueblo de Canadá. Aunque se pueda creer que tiene un significado religioso, en realidad es más parecido a un árbol genealógico porque en él están marcados cada uno de los años del centenario de la Columbia Británica, motivo por el que se regaló.

Visto esto todavía me quedaba mucho parque por visitar, pero la distancia entre un sitio y otro es bastante grande –mientras vas caminando puedes ir leyendo letreros que te indican cuánto te falta por andar para llegar al siguiente punto de interés– así que yo no extendí más mi excursión. Lo importante ya lo había visto y podía volver a casa diciendo que había conocido Virginia Water y su famoso lago. Mi host family y las chicas tenían razón, vale la pena visitarlo. Es un sitio precioso que desprende paz y tranquilidad.

Totem de Virgina Water, Inglaterra
Totem

 

Autor entrada: Judith G. Noé

4 thoughts on “Virginia Water, paz a 20 minutos de Londres

    unachicatrotamundos

    (21 octubre, 2016 - 2:37 pm)

    Muy chulo el post, desconocía totalmente este lugar, gracias por mostrarlo!! Unas fotos estupendas, me han encantado los cisnes 🙂 un abrazo!

      Judith G. Noé

      (21 octubre, 2016 - 4:39 pm)

      Gracias a ti por leerlo! Me alegro de descubrirte un sitio nuevo y de que te haya gustado. Un beso!

    Una Chica del montón

    (19 junio, 2017 - 4:55 pm)

    Bonitas fotos,un sitio muy bonito y que suerte de poder viajar a él 🙂

      Judith G. Noé

      (19 junio, 2017 - 8:52 pm)

      Sí, fue una excursión muy chula! Gracias por el comentario 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *